Consejo de la Magistratura

Consejo de la Magistratura

Declaración del Consejo de la Magistratura sobre su labor institucional

El Consejo de la Magistratura de la Provincia de Buenos Aires, por decisión de todos sus integrantes, considera necesario poner de manifiesto públicamente los criterios y pautas que utiliza para el ejercicio de sus funciones.

De acuerdo con lo dispuesto en el art. 175 de la Constitución de la Provincia, los jueces y los integrantes del ministerio público son designados por el Poder Ejecutivo, con acuerdo del Senado, siendo escogidos de una terna vinculante propuesta por el Consejo. Constituye función del Consejo la selección de los postulantes mediante procedimientos que garanticen adecuada publicidad y criterios objetivos predeterminados de evaluación, privilegiándose la solvencia moral, la idoneidad y el respeto por las instituciones democráticas y los derechos humanos.

Para la elaboración de las ternas el Consejo efectúa diferentes evaluaciones: un riguroso examen de idoneidad, el que es calificado por reconocidos juristas que integran el cuerpo de académicos de la institución; exhaustiva entrevista personal que es realizada por los propios Consejeros; examen psicológico, requerimiento de informes a diversas instituciones y organismos que puedan dar referencias sobre el desenvolvimiento y calidades de los postulantes y ponderación de sus respectivos antecedentes.

El Consejo no se limita a evaluar con énfasis las condiciones de los mismos solamente desde el plano del conocimiento jurídico y de las habilidades profesionales. Si su función consistiera exclusivamente en determinar quiénes están más capacitados desde lo académico científico, fácilmente podría suplantarse su tarea por un conjunto de expertos, una universidad o un instituto de igual naturaleza. La idoneidad jurídica es condición necesaria pero no suficiente.

El Consejo entiende que un magistrado no es sólo un experto en derecho ni mucho menos un mero aplicador mecánico de las normas. Es alguien que decide las cosas de otros y tiene que arribar a soluciones justas. Que interpreta la ley de consuno con la Constitución y los Tratados de Derechos Humanos utilizando métodos que le permitan abordar con realismo las situaciones planteadas. Que motiva debidamente sus decisiones. Que no se ahoga en formalismos y ritualismos inconducentes. Que preserva el valor eficacia. Que posee capacidad de gestión. Que entiende la libertad y la igualdad no solamente en un plano simplemente formal. Que equilibra las desigualdades atendiendo al plexo de valores contenidos en las normas fundamentales. Que no cierra los ojos a la enorme problemática de injusticia que padecen grandes sectores de nuestra sociedad. Que escucha el reclamo de los vulnerables, los necesitados, los victimados, los desprotegidos, los pobres, los discapacitados, los diferentes, prestando atención no sólo a lo teórico del derecho sino también al sentido de la justicia. Que combate con todas sus fuerzas los desvíos y la corrupción. Que asegura, en los hechos, la independencia judicial.

Para el Consejo, un magistrado debe poseer inexcusablemente calificación científica, pero de igual modo contar con honorabilidad, integridad, prudencia, valentía, responsabilidad y respeto irrestricto por los valores democráticos y los derechos humanos. Y la virtud en un magistrado es inconciliable con la abulia, la pereza, el amiguismo, la pura burocracia, la falta de compromiso o el vedetismo mediático.

Para posibilitar todo ello la Constitución ha dispuesto una composición del Consejo plural y equilibrada, conformada por representantes de la mayoría y la minoría del Poder Legislativo, del Poder Ejecutivo, de los magistrados y de los representantes de la institución que regula la matrícula de los abogados. Cada sector, cada estamento, trae su visión propia para confluir en un consenso que materializa la elección de los idóneos. Así surge la síntesis. El Consejo de la Magistratura ha sido creado y trabaja intensamente para delinear el perfil de magistrado que la sociedad requiere, con total transparencia y legitimidad.

Leer más...

Procedimiento de un concurso

IMG 0972 bollillero texto 4

Procedimiento de un concurso

Modalidad de examen

-A raíz de la adquisición de equipo informático, los postulantes rinden su prueba escrita, utilizando los ordenadores instalados en el aula de examen ubicada en el segundo piso de nuestra Institución.


-Los temarios para los exámenes son solicitados a todos los académicos de la especialidad, al momento de efectuarse la convocatoria. Los mismos son guardados y precintados en caja fuerte hasta el momento del examen.

Leer mas...

Pág. 5 de 5

Páginas de Interés

Contáctenos

Consejo de la Magistratura
Provincia de Buenos Aires
Diagonal 79 N°910 La Plata
 
ATENCIÓN AL PÚBLICO
Lunes a Viernes de 10 a 16 Hs
Teléfono: (0221) 427-3350
 
ESCUELA JUDICIAL
Lunes a Viernes de 8 a 15 Hs
Teléfono: (0221) 427-3350 int: 306
 
SECRETARÍA
Teléfono: (0221) 427-3350
int: 400 - 408 - 409 - 410 - 411
(*) Esta dirección de email es al solo efecto informativo. Si deseara hacer una presentación, deberá efectuarla en la sede del Organismo de lunes a viernes en el horario de 10 a 16 horas.
 
SUBSECRETARÍA
Teléfono: (0221) 427-3350 int: 112
 
INFORMÁTICA
Teléfono: (0221) 427-3350 int: 305